Internacionales

Alvaro Ledo pdvsa citgo//
Postal del Coronavirus

Postal del Coronavirus

 

En los documentales sobre la naturaleza que uno ve en la televisión aparece con frecuencia el hermoso espectáculo de las madres gallinas o  águilas llevando la comida a sus polluelos. Hoy, en  esta época del Coronavirus, estamos experimentando el no menos hermoso espectáculo de los polluelos llevando de comer a sus madres gallinas o águilas, antaño poderosas y hoy vulnerables al nuevo virus.

Alvaro Ledo

Ayer vinieron nuestros hijos a traernos jabón, toallas de papel, leche de larga duración  y algunos otros productos que nos serán necesarios mientras dure esta imprevista pesadilla.

Alvaro Ledo Nass

Poco a poco se ha ido configurando una situación de crisis mundial que está poniendo a prueba  nuestra sensatez y sentido de solidaridad. Se ha presentado una epidemia, realmente una pandemia, que amenaza con contagiar  a una significativa porción de la humanidad. Por lo que conocemos no se trata de algo parecido a la plaga negra ni a la peste bubónica ni al cólera. Las tasas de mortalidad son relativamente bajas y se han mantenido hasta ahora alrededor del 3-5%. Aunque los recursos de la medicina son muy superiores a los existentes en epidemias anteriores, nos sentimos como cervatillos hipnotizados por un faro malévolo, vulnerables y estáticos ante una amenaza desconocida. Una humanidad justamente orgullosa por los adelantos médicos se ve enfrentada de repente a un enemigo inédito que no hace distingos de clases sociales, el cual encuentra a muchos de nuestros líderes pobremente preparados para lidiar con la emergencia

La crisis es de salud física pero es también una prueba del ácido en lo moral. Ha hecho aflorar bellos y feos aspectos de nuestra naturaleza. Han aparecido héroes y  villanos. Aunque esto no deba sorprender, nunca podremos entender que existan los pocos que traten de lucrarse con la angustia, el dolor y el sufrimiento de los muchos o quienes traten de disfrazar la magnitud de la tragedia por razones políticas

Gustavo Coronel, geólogo venezolano

Es en las crisis cuando más necesitamos aferrarnos a la  compasión y a la verdad y cuando logramos comprender a plenitud el verso de Wordsworth:  El niño es padre del hombre.  

 

Publicado por  Gustavo Coronel