Economía

TENDENCIAS FINANCIERAS QUE LAS PYMES MEXICANAS DEBEN CONTEMPLAR EN 2022

Sin duda 2021 fue un año de retos en
materia financiera para las empresas y, aunque se espera un avance en
2022, aún existen desafíos antes  los cuales deben estar preparadas.

De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y
el Caribe (Cepal), la región desacelerará su crecimiento en 2022 a
2.1%, debido a que aún existe incertidumbre sobre la evolución de la
pandemia. Por su parte, el Banco Mundial indica que la economía
mexicana crecerá un 3% en 2022, mientras que Bank of America Securities<br />
pronostica que la recuperación total de la economía del país se dará
en 2023.

En este camino incierto, Drip Capital México [1], _fintech_
especializada en financiamiento para empresas, comparte algunas de las
tendencias financieras que perfila durante el año que pueden impactar
las finanzas de empresas, especialmente las PyMES, que podrán ayudarlas
a afrontar escenarios inesperados.

FINTECH SE ENFOCAR&Aacute; A FINANCIAMIENTO DE CAPITAL DE TRABAJO<br />

De acuerdo con la _Encuesta anual sobre retos y perspectivas para las
PyMEs mexicanas_ [2] de Drip Capital, durante 2021, el 36% de las
empresas en su cartera de clientes se inclinaron por el uso de créditos
bancarios para financiarse, frente a un 32% que lo hicieron por el
factoraje fintech.

Según la Drip Capital, las altas tasas de interés o la necesidad de
contar con colateral para acceder a un crédito bancario, así como
requisitos poco flexibles —mismos que se han endurecido como
consecuencia de las condiciones desfavorables que dejó la pandemia—
han limitado el acceso a líneas de crédito, sobre todo de PyMEs.

“Ante este panorama, cada vez más empresas, especialmente del sector
productivo, optarán por alternativas fintech para cubrir necesidades de
capital de trabajo, considerando las restricciones de la banca
tradicional”, explicó Edmundo Montaño, director general en México
de Drip Capital.

“Consideramos que fintech se fortalecerá a nivel global, así como en
México, como ha venido sucediendo en los últimos años. En el caso de
Drip, esperamos triplicar nuestro volumen de financiamiento a nivel
mundial y, para Latinoamérica, proyectamos un crecimiento de hasta 5
veces en comparación con 2021 con nuestras operaciones en México, así
como otros mercados que planeamos explorar”, agregó Montaño.

Más actualizaciones de software para cumplimiento

de obligaciones fiscales

Este año, los cambios en la Miscelánea Fiscal 2022 han alcanzado por
igual a personas morales y físicas, ya sea los anunciados desde el año
pasado, hasta aquellos que están en fase de “prueba”, como es el
caso del comprobante fiscal con complemento Carta Porte.

Lo cierto es que, en esencia, lo que se busca generar es que las
empresas tengan un mayor control financiero y fiscal. Esto implicará el
desarrollo de software que simplifique actividades como la generación y
cancelación de documentos fiscales a prueba de errores, para facilitar
procesos contables y cumplir con las obligaciones fiscales en tiempo y
forma.

En esa línea, habrán de surgir herramientas digitales de gestión
contable y administrativa, de fácil acceso y al alcance de los
bolsillos de los emprendedores, quienes se verán mayormente impactados
por las medidas de fiscalización.

Un panorama con inflación al alza

En diciembre pasado la inflación alcanzó su mayor nivel durante 21
años, cerrando el año con un crecimiento del 7%, tendencia que
persistirá al menos en el primer trimestre, de acuerdo con previsiones
del Banco de México.

Y es que, aunque se espera que esta situación se regularice para el
segundo semestre del 2022, sin duda representará un reto para la
competitividad de las pequeñas y medianas empresas.

La recomendación de los especialistas de Drip Capital es asegurar la
liquidez. En ese sentido, el financiamiento de corto plazo para evitar
el sobreapalancamiento con deuda será vital.

Programas de apoyo de grandes empresas

a proveedores (PyMEs)

Como parte de los esfuerzos de las grandes empresas por reforzar su
cadena de valor, un enfoque fuerte de los jugadores más grandes del
sector empresarial deberá ser crear sinergias que las vuelvan más
competitivas y eso implica colaborar con sus proveedores en temas como
la aceleración de pagos de facturas.

A decir de Gregorio Vázquez, director comercial de Drip Capital
México, una gran cantidad de empresas grandes tienen políticas y
estándares globales que implican plazos amplios de pago para sus
proveedores, los cuales no necesariamente se ajustan a las necesidades
de las empresas pequeñas en términos de flujo de efectivo.

“El desarrollo de programas financieros de las grandes empresas que
incluyen mayor flexibilidad para sus proveedores les permitirá mejorar
y eficientar sus cadenas de suministro y procesos logísticos, rubros
altamente afectados durante el año pasado [3] y que deberán estar en
la mira en cualquier plan de recuperación para el comercio en 2022”,
concluyó Vázquez.

Sin duda 2021 fue un año de retos en
materia financiera para las empresas y, aunque se espera un avance en
2022, aún existen desafíos antes  los cuales deben estar preparadas.

De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y
el Caribe (Cepal), la región desacelerará su crecimiento en 2022 a
2.1%, debido a que aún existe incertidumbre sobre la evolución de la
pandemia. Por su parte, el Banco Mundial indica que la economía
mexicana crecerá un 3% en 2022, mientras que Bank of America Securities<br />
pronostica que la recuperación total de la economía del país se dará
en 2023.

En este camino incierto, Drip Capital México [1], _fintech_
especializada en financiamiento para empresas, comparte algunas de las
tendencias financieras que perfila durante el año que pueden impactar
las finanzas de empresas, especialmente las PyMES, que podrán ayudarlas
a afrontar escenarios inesperados.

FINTECH SE ENFOCAR&Aacute; A FINANCIAMIENTO DE CAPITAL DE TRABAJO<br />

De acuerdo con la _Encuesta anual sobre retos y perspectivas para las
PyMEs mexicanas_ [2] de Drip Capital, durante 2021, el 36% de las
empresas en su cartera de clientes se inclinaron por el uso de créditos
bancarios para financiarse, frente a un 32% que lo hicieron por el
factoraje fintech.

Según la Drip Capital, las altas tasas de interés o la necesidad de
contar con colateral para acceder a un crédito bancario, así como
requisitos poco flexibles —mismos que se han endurecido como
consecuencia de las condiciones desfavorables que dejó la pandemia—
han limitado el acceso a líneas de crédito, sobre todo de PyMEs.

“Ante este panorama, cada vez más empresas, especialmente del sector
productivo, optarán por alternativas fintech para cubrir necesidades de
capital de trabajo, considerando las restricciones de la banca
tradicional”, explicó Edmundo Montaño, director general en México
de Drip Capital.

“Consideramos que fintech se fortalecerá a nivel global, así como en
México, como ha venido sucediendo en los últimos años. En el caso de
Drip, esperamos triplicar nuestro volumen de financiamiento a nivel
mundial y, para Latinoamérica, proyectamos un crecimiento de hasta 5
veces en comparación con 2021 con nuestras operaciones en México, así
como otros mercados que planeamos explorar”, agregó Montaño.

Más actualizaciones de software para cumplimiento

de obligaciones fiscales

Este año, los cambios en la Miscelánea Fiscal 2022 han alcanzado por
igual a personas morales y físicas, ya sea los anunciados desde el año
pasado, hasta aquellos que están en fase de “prueba”, como es el
caso del comprobante fiscal con complemento Carta Porte.

Lo cierto es que, en esencia, lo que se busca generar es que las
empresas tengan un mayor control financiero y fiscal. Esto implicará el
desarrollo de software que simplifique actividades como la generación y
cancelación de documentos fiscales a prueba de errores, para facilitar
procesos contables y cumplir con las obligaciones fiscales en tiempo y
forma.

En esa línea, habrán de surgir herramientas digitales de gestión
contable y administrativa, de fácil acceso y al alcance de los
bolsillos de los emprendedores, quienes se verán mayormente impactados
por las medidas de fiscalización.

Un panorama con inflación al alza

En diciembre pasado la inflación alcanzó su mayor nivel durante 21
años, cerrando el año con un crecimiento del 7%, tendencia que
persistirá al menos en el primer trimestre, de acuerdo con previsiones
del Banco de México.

Y es que, aunque se espera que esta situación se regularice para el
segundo semestre del 2022, sin duda representará un reto para la
competitividad de las pequeñas y medianas empresas.

La recomendación de los especialistas de Drip Capital es asegurar la
liquidez. En ese sentido, el financiamiento de corto plazo para evitar
el sobreapalancamiento con deuda será vital.

Programas de apoyo de grandes empresas

a proveedores (PyMEs)

Como parte de los esfuerzos de las grandes empresas por reforzar su
cadena de valor, un enfoque fuerte de los jugadores más grandes del
sector empresarial deberá ser crear sinergias que las vuelvan más
competitivas y eso implica colaborar con sus proveedores en temas como
la aceleración de pagos de facturas.

A decir de Gregorio Vázquez, director comercial de Drip Capital
México, una gran cantidad de empresas grandes tienen políticas y
estándares globales que implican plazos amplios de pago para sus
proveedores, los cuales no necesariamente se ajustan a las necesidades
de las empresas pequeñas en términos de flujo de efectivo.

“El desarrollo de programas financieros de las grandes empresas que
incluyen mayor flexibilidad para sus proveedores les permitirá mejorar
y eficientar sus cadenas de suministro y procesos logísticos, rubros
altamente afectados durante el año pasado [3] y que deberán estar en
la mira en cualquier plan de recuperación para el comercio en 2022”,
concluyó Vázquez.