Internacionales

Argüello regresa a Aurora en otra etapa bastante complicada

El entrenador paraguayo-boliviano Francisco “Pancho” Argüello tomará las riendas de Aurora por segunda vez, luego de tres años y en medio de una crisis de resultados que buscará revertir en el Torneo Apertura 2022

En aquel Torneo Clausura 2019, Argüello tomó las riendas de un Aurora que iba último y en zona de descenso directo. Estuvo asesorado por Julio César Baldivieso, quien poco antes había dirigido a Always Ready y, por norma, no podía dirigir otro equipo en el mismo torneo

Comandó las últimas cuatro jornadas y sacó un empate en casa (0-0 con Real Potos&iacute😉 y tres victorias al hilo (0-2 ante Always en El Alto, 1-0 con Destroyers en el valle y 0-1 en Santa Cruz sobre Blooming)

Bajo ese primer antecedente, Pancho Argüello dirigió ayer su primera práctica en su segundo ciclo al mando y espera enderezar la campaña celeste este domingo (15:00) cuando Aurora visite a Universitario en Sucre, por la fecha 4 del grupo “A” del certamen en curso

“Me dieron certeza de que hay un buen grupo humano. Llevo 19 años viviendo en este hermoso país y a la mayoría (de jugadores) los conozco. En la vida siempre hay que tomar riesgos, el que no los toma no gana. Siempre hay que tener la certeza de que todo va a salir bien”, manifestó Argüello durante su presentación

La llegada del director técnico fue casi sorpresiva. Hasta ayer aún no estaba cerrado el caso Sergio Zeballos, quien la tarde del sábado presentó su renuncia ante el directorio y los jugadores pidieron que reconsidere la decisión hasta hoy

No obstante, Zeballos se ratificó en su posición y se marchó del club. Su puesto lo asumió Argüello, quien seguirá trabajando con el resto del plantel que estuvo con el anterior director técnico, aunque no descartó sumar algún profesional y otro refuerzo más

“Dios nos da oportunidades y me pone ante un escenario perfecto. No se están dando los resultados, pero la vida es presente y futuro. Como le dije a los chicos, sólo depende de ellos. A veces los seres humanos estamos más en las buenas que en las malas, pero eso es de cobardes. No por eso me pondrán un monumento, trato de transmitir optimismo, profesionalismo”, finalizó el entrenador