Política

Economista Ernesto Bazán: “Los aumentos de deuda pueden perjudicar al país”

Pero hay países mucho más endeudados que Panamá…

De que nos podemos endeudar más, lo podemos hacer. Eso no es lo responsable. Lo responsable sería primero bajar los gastos, después se puede realizar un plan de inversiones muy agresivo e incluso tomar un poco más de deuda. Existe el concepto de deuda buena y deuda mala. La última se usa en gastos innecesarios, poco eficientes y beneficiosos para la sociedad. La buena es para hacer inversiones de infraestructura y mejore la calidad de vida de la población, que además, tienen durabilidad. Eso es lo que se conoce como deuda buena. Hay que reducir los gastos para tomar impulso en la inversión y si cabe la posibilidad, tomar deuda buena

El temor a perder la calificación de inversión, podría crear problemas para Panam&aacute

Para reactivar la economía hace falta crear empleos y generar consumo. La pandemia arrastró de tal forma a la empresa privada, que según el economista Ernesto Bazán, lo más probable es que la inversión la genere el gobierno con obras de infraestructura para poder encender el motor económico. Además, no hay que perder de vista la situación en Ucrania que impacta en el precio del gas y petróleo, que nos afectará de rebote, todo se pondrá más caro. El economista recomienda ahorrar lo más que se pueda.

El conflicto en Europa por el tema de Ucrania, ¿qué consecuencias tendrá en Panamá?

Estos temas de la inflación y la subida del precio de alimentos y bienes en general, va a significar que si empeora la situación entre Rusia y los países de la Organización del Atlántico Norte (sumados a Estados Unidos) y los que quieran intervenir, nosotros vamos a pagar la factura muy caro porque el precio del petróleo se calcula que puede subir entre $150 y $200 el barril. Incluso podría pasar los $200. No nos olvidemos de que Rusia es el país número uno de exportación de gas y el número tres de producción y exportación de petróleo en el mundo. Al darse un conflicto armado, es obvio que habrá bloqueos que reduzcan el intercambio y comercio y subirán los precios y nosotros somos tomadores de precios.

Tenemos una inflación en este momento del 2.6%, ¿cuál es la proyección sobre este tema para el fin de año?

Panamá al no tener un banco central no tiene control sobre la base monetaria. Eso lo hace un tomador de consecuencias y eso va a significar que los alimentos y el combustible nos va a costar más y tenemos que encontrar una forma de reducir los gastos y defendernos. No recomiendo nuevos controles de precios porque no detienen la subida y generan escasez. Lo que tenemos que hacer es cambiar nuestros parámetros de consumo, con las tasas de interés de los bancos y reformular nuestros gastos. Así como recomiendo que el gobierno reduzca los gastos, nosotros tenemos que ordenar las prioridades y en algunos casos ajustar el cinturón.

¿Qué tanto más si no hay más plata que para lo necesario?

Yo sé que estamos en una situación difícil, pero es lo que toca. La inflación es mundial. El precio del petróleo no solo depende de Estados Unidos que maneja el dólar. En este momento hay casi 700 mil personas en el sector informal y más de un 11% de desempleados.

¿Hay ambiente para que la empresa privada invierta en el país y genere nuevos empleos?

Recordemos que el sector privado está muy golpeado, sobre todo aquellos que han sido de impulso para la economía, como el sector de la construcción, inmobiliario, el comercio minorista y turismo no están en condiciones de invertir. Si es cierto que el estado puede tener un rol indirecto de generación de empleo, no contratando burócratas, pero sí a través de las inversiones en infraestructura: carreteras, líneas de metro, puentes, hospitales, escuelas… De esa manera puede dinamizar y generar un efecto en cadena en otros sectores y convertirse en un impulso para la inversión privada porque al generarse esa demanda de gran magnitud, el sector privado visualiza nuevos negocios y se va generando más empleo.

¿Empleos temporales mientras dura la obra?

Bueno, no necesariamente porque eso ayuda a generar otros empleos y las empresas que ya existen tienen mayor capacidad de venta, demanda en los sectores indirectos y se genera mayor capacidad de gasto. Eso se convierte en la chispa que se necesita para encender la economía. La encuesta telefónica reciente que realizó la Contraloría (Instituto Nacional de Estadística y Censo) arrojó un 11% de desempleo, pero estoy seguro de que tiene un margen de error. En diciembre llegó a estar en 18%. Si tomamos en cuenta que existen 417 mil beneficiados del Vale Digital, porque no están empleados, es más de un 20%. La cifra del 11% divulgada recientemente pudo ser producto de la pregunta de si la persona está ejerciendo alguna actividad remunerada, obviamente algo estaban haciendo.

¿Y qué hará la empresa privada para contribuir a generar empleos?

La empresa privada por ahora está golpeada. Hay algunas que probablemente estén bien, pero la mayoría están muy golpeadas por el efecto de la pandemia. De alguien tiene que venir la inversión, y es del gobierno. Es así como se han reconstruido países después de la Segunda Guerra Mundial, es el caso de Japón, Alemania o de Estados Unidos después de la crisis del 29.

Pero todo se deja en manos de un gobierno que está endeudado hasta el tope

El problema con la deuda es que hay demasiados gastos y demasiada deuda. Se gasta mucho y no se pueden hacer las inversiones porque del presupuesto no queda mucha margen. Por lo tanto, lo primero que debería hacer un gobierno responsable es reducir los gastos para que haya espacio para generar inversiones. Tomar más deuda no es lo más responsable en este momento.

En la situación de las finanzas públicas actuales, ¿qué espacio hay para la inversión?

Muy poco espacio. El país ya está en niveles de endeudamiento en relación con el PIB alrededor del 60%, mejor dicho, tiene un nivel de endeudamiento de los más altos del grupo de países en los que se encuentra Panamá. Los aumentos de deuda pueden perjudicar al país por temor a perder la calificación de inversión.

Pero hay países mucho más endeudados que Panamá…

De que nos podemos endeudar más, lo podemos hacer. Eso no es lo responsable. Lo responsable sería primero bajar los gastos, después se puede realizar un plan de inversiones muy agresivo e incluso tomar un poco más de deuda. Existe el concepto de deuda buena y deuda mala. La última se usa en gastos innecesarios, poco eficientes y beneficiosos para la sociedad. La buena es para hacer inversiones de infraestructura y mejore la calidad de vida de la población, que además, tienen durabilidad. Eso es lo que se conoce como deuda buena. Hay que reducir los gastos para tomar impulso en la inversión y si cabe la posibilidad, tomar deuda buena.

La encuesta telefónica reciente que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Censo arrojó un 11% de desempleo, pero estoy seguro de que tiene un margen de error.’  

About the author

quiengano.com

Add Comment

Click here to post a comment

Your email address will not be published.