Economía

Estaciones de Petropar no alcanzan para que subsidio llegue a mayoría

La escasa cantidad de servicentros que tiene la estatal dificulta que el precio subsidiado por ley del gasoil común y la nafta de 93 octanos pueda llegar a la mayoría de los consumidores. Si bien solo en el Departamento de Amambay no cuenta con local alguno, en otros departamentos no son suficientes para abastecer a la demanda que, según la propia Petropar , se triplicó

Desde la entrada en vigencia de los precios menores en G. 2.500 del gasoil y G.1800 de la nafta intermedia de 93 octanos, el mercado de los combustibles del país cambió radicalmente. A diario solo se observa la invasión de vehículos en las pocas estaciones que tiene Petropar, mientras las del sector privado brillan por el vacío, atendiendo a la gran diferencia de precio mayor de sus productos

De acuerdo con los datos del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), hoy se tienen operando 2.558 estaciones de servicios de todos los emblemas en todo el país. Petropar solo tiene 228 estaciones que llegan a ser el 9 por ciento del total

A partir del aumento considerable del volumen de venta debido a los precios menores decretados por el subsidio, los establecimientos no están dando abasto y, de hecho, no está llegando a la mayoría del país, salvo para los que logran cargar teniendo paciencia y haciendo fila en las gasolineras

64 estaciones en Central De acuerdo con el mapa de estaciones de servicio, Petropar tiene en Central 64 estaciones, que representa cerca del 10 por ciento de los 687 surtidores de varios emblemas que tiene registrado el MIC en este departamento. No obstante, es la zona que tiene el mayor número de establecimientos con sello Petropar

En Capital, hay 149 surtidores, pero la estatal allí solo tiene cuatro para tratar de abastecer la alta demanda

En Alto Paraná, donde están registradas 311 estaciones, la empresa estatal solo tiene 22. Mientras, en Caaguazú, donde operan 224 surtidores, apenas llega al 7 por ciento con 15 establecimientos

En Concepción, la petrolera pública solo tiene 2 de las 110 estaciones registradas, mientras que en San Pedro solo 6 de 194 habilitadas

En el sector privado, que dice que registra una caída del 50 por ciento de sus ventas, señalan que en la zona del Amambay, donde no hay un solo surtidor de Petropar, la gente va hasta Caaguazú a cargar y traer en bidones los combustibles

En la región Occidental (Chaco), Petropar tiene dos estaciones en Presidente Hayes, donde operan un total de 39 servicentros. En Boquerón cuenta con tres locales de expendio de un total de 32 que están registrados en esta región

En Alto Paraguay, donde hay 9 estaciones, la estatal no tiene ninguna

Decreto fija sanción para surtidores por infracciones El Poder Ejecutivo, en su Decreto 6900/22, que reglamenta el subsidio del gasoil común y la nafta de 93 octanos a Petropar, estableció restricciones y sanciones ante incumplimientos en la comercialización por parte de las estaciones de servicio

En el artículo 8°, la reglamentación dispone que “en ningún caso, la red de estaciones de servicios habilitadas bajo el emblema Petropar, ubicadas en las ciudades fronterizas, podrán comercializar más de cinco litros diarios de diésel Tipo III y de nafta 93 octanos, a los consumidores finales cuyos vehículos tengan chapas extranjeras”

En la siguiente cláusula, prohíbe a la estaciones bajo emblema de la estatal la venta de los citados tipos de combustibles a los consumidores finales que quieran adquirirlos a través de bidones, camiones cisternas o similares; como así también a otras estaciones de servicios. Dispone que los servicentros que infrinjan las restricciones y prohibiciones establecidas en los artículos 8° y 9° del decreto, “quedarán suspendidos de pleno derecho para acceder al precio preferencial otorgado por Petropar, sin perjuicio de la responsabilidad penal o administrativa en que pudieran incurrir”. Agrega que en caso de que lo hubiere, el siguiente desembolso de la compensación y/o reposición económica a Petropar será retenido en la misma proporción de los volúmenes de combustibles que hubieren sido comercializados en violación a dichas disposiciones